Encuentros de Navidad

12314077_727157637419128_5064028284885011554_n (1)

En estas últimas semanas se vienen celebrando las tradicionales comidas y cenas de Navidad entre los establecimientos  colaboradores, con el  personal de conserjería y recepción de los hoteles de Madrid. Entre todas, destaca la del Corral de la Morería, al que siempre  volvemos por Navidad, que con el cartel  “que no falte de ná” luciendo en su puerta y con la ilusión de un niño, nos muestra su producto artístico y gastronómico.

Hace mucho tiempo que El Corral de la Morería se convirtió en referente del flamenco, con los máximos galardones en su haber y considerados como los mayores “flamenquizadores” del mundo. No podemos nombrar un lugar igual en ninguna ciudad, que ofrezca un espectáculo diario de la misma altura. En este 2015 más de doscientos artistas han pasado por su escenario,  grabado varios discos en directo, realizado experimentos artísticos y se ha dado cobijo a las vanguardias del género. Su directora artística, Dña. Blanca del Rey, ha sido nombrada patrimonio humano de la ciudad de Córdoba, y su famosa coreografía “la soleá del mantón” ha sido pedida  y donada al Ballet Nacional de España.

 

Hace unos años iniciaron una revolución gastronómica con una importantísima inversión económica y profesional, para adentrarse en el mundo de la alta cocina y hoy en día con una carta diseñada por Salvador Brugués del “Celler de Can Roca”, está en disposición de optar a alguna estrella Michelín, lo que le convertiría en el primer establecimiento de su género en conseguirla.

Bajo el éxito hay un trabajo titánico a la sombra de un amplísimo equipo de profesionales, que han hecho posible  que el 2016 la Morería celebre su 60 cumpleaños. A pesar de la edad, si  a algo me recuerda su gestión artística o su arte de la gestión es a la mirada de un niño que presencia con admiración a sus ídolos mientras actúan, comparte y enseña su regalo de reyes a sus amigos, busca la estrella en el cielo o cree que las brujas existen por las noches.

El único “pero” que pondría es no ver muchos niños entre su público, debido sin duda a la singularidad del lugar y a los horarios, pues aunque volvamos a ser niños allí, ellos también se merecen sentirse grandes.

Por todo lo anterior en Navidad regala Morería.

12241723_721077841360441_6364329015028886503_n

 

Texto: Pedro Martínez Débora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s