“Hoteles y Restaurantes Sostenibles: Caminando hacia 2030” Nuevo libro de Jesús Felipe Gallego

jesc3bas-felipe-gallego

Es Jesús Felipe Gallego un visionario del sector turístico y una de las figuras más importantes de la historia del turismo en España. Embarcado en su actual andadura profesional dedicada a la sostenibilidad turística,  nos propone  con su nuevo libro” Hoteles y Restaurantes Sostenibles: Caminando hacia el 2030″ las bases que irremediablemente debe tomar el sector turístico.

Allí donde se ha desarrollado la fuerza del turismo ha sido parte fundamental en la caída de muros y dictaduras. Ahora debe ser espejo en el caminar de una sociedad hacia un mundo más justo y mejor.

Personaje entrañable y metódico siempre ha escrito sobre lo no escrito, aunque toda su obra, bien podría haberse titulado “El discurso del método y la importancia del tesón”,  es la obra de Jesús Felipe  indispensable para dominar la profesión y comprender la historia y evolución del turismo en España.

El boom del turismo, a finales de los sesenta, atrajo al sector miles de trabajadores sin formación. Los libros de Jesús Felipe consiguieron tapar un vacío formativo  ante la falta de estudios profesionales y escuelas de hostelería. Algunos libros míticos  como: “Manual Básico de Cafetería y Bar”, “Manual práctico de Restaurante” o “Principios Generales para la Dirección de Establecimientos Hoteleros” han servido a miles de trabajadores para aprender y comprender las técnicas del oficio.

Con sus 35 libros escritos es el autor con más publicaciones sobre el turismo en lengua castellana. Sus libros siempre han tenido el tono inteligente y adecuado a quienes van dirigidos. Fue el primero que acercó el mundo hostelero profesional al gran público a finales de los sesenta con su libro de cócteles “Su Bebida… Prepárela Usted Mismo”.

Trabajador infatigable ha hecho de la exigencia una máxima, pero sin lugar a dudas su alma independiente y libre destaca sobre todo lo demás. Su inteligencia, sentido del humor y ser un gran sicólogo de colectivos le han proporcionado un liderazgo incontestable.

Libertad y valentía siempre van de la mano, como la que ha dado él a cientos de profesionales ayudándoles en su caminar profesional.

Su verdadera pasión siempre ha sido la política, en la que nunca ha participado. Su independencia siempre ha sido más ancha que el escaño.

En su interminable curriculum como: profesor, consultor, conferenciante, escritor, director, Presidente de  Asociación de Directores de Hotel, presidente de Istur- Aidetur, etc…  ser miembro de Honor de las Llaves de oro, es  una de las cosas que con más orgullo lleva. Siempre ha manifestado el respeto y apoyo a los conserjes, suele comentar que de los libros más difíciles de escribir sobre la profesión está la de conserje, por la individualidad que prima tanto como la técnica, de ahí que nunca haya atrevido a escribir sobre ellos.

Su trayectoria profesional no le ha hecho engordar las espaldas, sino crear energías para emprender nuevas metas, porque la meta en si para él : ¡Es el camino!

Texto:Pedro Martínez

 

Anuncios

Manuel Arango, el coleccionista de paisajes bonitos

arango12.jpg

Al millonario mexicano Manuel Arango le preocupa el medio ambiente. Tanto, que adquirió una isla solo por mantenerla virgen. Ahora, planea comprar otro pequeño paraíso en Asturias para que siga siempre así

Manuel Arango fundó junto a sus hermanos la cadena mexicana de hipermercados Aurrerá en los años 50

José Antonio García tardó días en cazar la imagen que perseguía. Pasó un montón de horas al borde del acantilado buscando la perspectiva exacta y contemplando el efecto visual que producían las olas al trepar por sus paredes hasta dar con la foto que quería. En el laboratorio de su estudio, Foto Pepe, comprobó que la espera había merecido la pena: ante él tenía el gigantesco rostro de un Cristo tallado en roca y perfilado por la marea.

La fotografía, en blanco y negro -estamos en 1954-, era tan buena que terminó convertida en postal. José Antonio volvió veinte años después al mismo lugar para repetir la toma, esta vez a todo color, y actualizar la tarjeta. La información que aparece en su reverso es escueta: «Celorio (Llanes). Perfil de Cristo (Roca natural)». Se vendieron miles de copias a los turistas. Aún hoy, y eso que son tiempos menos píos, son muchos los que se acercan hasta allí para ver el ‘milagro’.

Esa curiosidad geológica es solo uno de los encantos de la península de Borizu, porque tiene muchos más. Islotes, cuevas submarinas, prados, playas y unas vistas incomparables son algunos de los tesoros reunidos en un terreno de 90.000 metros cuadrados, propiedad del empresario ovetense Alberto Delgado y que desde 2012 se encuentra a la venta por algo menos de dos millones de euros.

Borizu podría convertirse en un espacio natural protegido en caso de que un grupo de hombres de negocios de origen mexicano y ascendencia asturiana se decida finalmente a adquirirlo con el único objetivo de preservar su belleza. El proyecto sonaría demasiado fantasioso de no hallarse tras él el ‘coleccionista’ de paisajes Manuel Arango, una de las personas más ricas de su país y fundador, en los 50, de la cadena de hipermercados Aurrerá junto a sus hermanos Jerónimo y Plácido (Forbes estima que entre los tres suman más de 3.000 millones de euros).

Hace décadas que Manuel Arango (Tampico, 1936), es tan rico como para no tener que pensar en el dinero; de hecho, sus actuaciones filantrópicas llevan ya tiempo ganando terreno a su actividad empresarial. La defensa del medio ambiente fue una de sus más tempranas preocupaciones: comenzó promocionando los productos ‘verdes’ -papel reciclado, detergentes biodegradables, etc- desde los comercios familiares, e incluso exigió buenos hábitos ecológicos a sus proveedores. En los 90 decidió transformar una finca que poseía cerca de la capital en parque; hoy es una fundación en la que trabajan 150 personas y que funciona como una empresa: miles de visitantes pagan entrada y contribuyen a su mantenimiento económico. Pero el paso definitivo lo dio cuando compró Espíritu Santo, una isla del tamaño de Manhattan enclavada en el Mar de Cortés, en Baja California, para cedérsela al Estado con la condición de que garantizase su conservación. En esta zona, que Jacques Cousteau llamó «el acuario del mundo», declarada posteriormente Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, todavía es posible nadar sobre fondos de arena blanquísima entre focas y lobos marinos.

El propio Arango confirmó en una reciente visita a España que estaba «en negociaciones» para hacerse con «una península bellísima para donarla al Estado español y que la convierta en parque». Hubo quien pensó que podría estar refiriéndose a los Jardines de Fonte Baixa, en Luarca -más conocidos como «Jardines de Panrico» porque su dueño, José Rivera, fue uno de los fundadores de aquella empresa-, una parcela de once hectáreas con medio millar de especies vegetales de todo el mundo y ejemplares tan singulares como un castaño de seis siglos o un algarrobo milenario. Es cierto que aguarda comprador -que pague casi nueve millones-, y que se adentra en el mar, pero no puede considerarse una península.

Borizu, en cambio, cumple las condiciones. De hecho, Fomento mostró interés por el enclave por su riqueza natural, aunque la crisis se llevó por delante un acuerdo que parecía cercano. Su propietario estaba dispuesto a venderlo más barato que a un particular: Alberto Delgado solo pedía que se abriera al público. Desde el entorno del vendedor se admiten ahora nuevos contactos. «No hay nada firmado. Se ha visto, pero no se ha hablado de dinero».

«Dinero» es una palabra asociada desde hace más de medio siglo a los Arango, una prosperidad que comenzó a cultivar Jerónimo, su padre, nacido en la aldea asturiana de Salas en 1898 y que emigró a México cuando solo contaba catorce años. Fijó su residencia en Tampico y trabajó tan duro que a los 22 logró establecerse por su cuenta, abriendo un comercio textil. Se casó y mejoró su posición al tiempo que crecía su familia, bendecida con cinco hijos, tres varones y dos mujeres.

Vender mucho y barato

Amplió su negocio y se mudó a la capital, donde compró Aurrerá, una fábrica de hilados y tejidos, verdadero origen del grupo empresarial familiar. Sus hijos, que disfrutaron de más oportunidades que él -Manuel cursó estudios de Economía en el Lawrence College de Appleton (Wisconsin)-, heredaron su empuje y su buen ojo para los negocios. Jerónimo, el mayor, observó durante una estancia en Nueva York, las enormes colas que se formaban a la puerta de unos almacenes que ofrecían productos rebajados, y pensó en importar la idea: vender mucho y barato a consumidores de clases populares.

El padre les prestó el capital preciso para empezar. En 1958 abrieron una tienda de ropa que atrajo a miles de clientes con sus camisas Aurrerá -la marca que acabaría adoptando su cadena- a buen precio. Improvisaron y fueron introduciendo nuevos artículos, hasta que el local se les quedó pequeño. «De pronto, derribábamos una pared y colocábamos más mercancía y ampliábamos otros cincuenta metros», explicaba en una entrevista Manuel Arango.

Sus establecimientos -y sus ganancias- se multiplicaron, y comenzaron a abrir centros en las afueras. Como no encontraron quien se decidiese a abrir allí restaurantes para atender a sus compradores, terminaron haciéndolo ellos mismos: así nació Vips.

A partir de los años 60, cada uno de los hermanos fue eligiendo su propio sendero. Manuel centró su actividad en los sectores inmobiliario y turístico, aunque sus inquietudes le llevaron a probar fortuna en otros campos con igual suerte: en 1971 se involucró como productor ejecutivo en el documental «Centinelas del Silencio», sobre las excavaciones arqueológicas de Monte Albán, en Oaxaca, películapremiada con dos Óscar. Su conciencia social le llevó a poner en marcha iniciativas en defensa el medio ambiente y la cultura y el fomento de la filantropía. Es también piloto de aviones.

Plácido decidió «regresar» a la tierra de su padre, y en España insistió con los supermercados Aurrerá -que después comprarían Galerías Preciados- y los restaurantes Vips. Interesado por el arte y la cultura, ha presidido la Fundación Príncipe de Asturias y actualmente está al frente del Patronato del Museo del Prado, al que donó una primera edición de los «Caprichos» de Goya.

Jerónimo se quedó al frente del imperio Aurrerá en México. En 1991 se alió con Wal-Mart y cambió por este el nombre de sus centros. En 1997, la familia Arango cedió el control de su negocio al gigante norteamericano, al que traspasó el 51% de sus acciones por más de 1.500 millones de euros. Jerónimo es también quien reveló la fórmula del éxito de los Arango, robada a Thomas Alva Edison: «1% de inspiración, 99% de transpiración».

Fuente ABC

Entrevista a Lorenzo Aznárez del Casino Gran Madrid

Lorenzo Aznárez responsable de turismo y eventos del Casino Gran Madrid nos habla en este vídeo, realizado por Pedro Curbelo, del nuevo Casino de la empresa situado en la plaza de Colón.

Lorenzo es un personaje entrañable, muy conocido en todos los hoteles de Madrid, por ser la imagen del casino con estos. Hombre prudente, elegante y discreto nos cuenta algunas peculiaridades del nuevo casino.

Los cantos de sirena, que trajo el señor Adelson, provocaron un cambio en la legislación, que ha permitido acercar los casinos al centro de la ciudad en Madrid. El nuevo Casino de Colón es una interesante apuesta  por el diseño, pero por encima de todo busca y logra crear una atmósfera decorativa brillante, para que uno se encuentre en un sitio nuevo y moderno,  pero a la vez que sienta que ya ha estado antes.

Entrevista a Blanca del Rey

 

474524BLANCA DEL REY©MANZAN

Entrevista realizada por Lara Pérez Segura

 

“El tablao engrandece al artista, en un escenario hay otros elementos” Blanca del Rey

El Corral de la Morería, abrió sus puertas en 1956 de la mano de Manuel del Rey. 58 años después, su actual dueña y Premio Nacional de Danza, Blanca del Rey, nos abre, las puertas del emblemático tablao y las de su corazón.

  1.Comenzó a bailar desde muy pequeña.  Con seis años ya había ganado concursos de baile. ¿Fue su familia la que le inculcó esa pasión?

En mi familia hay mucho flamenco y muy bueno pero no a nivel  profesional, yo me hice a mí misma. Cuando yo era pequeña era un problema decir en tu casa que querías dedicarte al flamenco. Una niña podía estudiar la carrera de piano o de danza lírica pero el mundo del espectáculo y del flamenco estaba mal visto, tanto es así que a mí me echaron de un colegio por bailar flamenco.

  2.  ¿Qué es el duende flamenco? ¿Cuál es su esencia?

El flamenco no nace como espectáculo, es la expresión de un pueblo capaz de cambiar el estado de ánimo a través del cante, el baile o tocando un instrumento. Comenzó en el reducto de la intimidad, en celebraciones familiares y más tarde se crearon los tablaos. El flamenco es como los latidos del corazón, y como en él la sístole va después de la diástole, en el flamenco autenticidad y creatividad,  van unidas y no puede darse una cosa sin la otra son como los latidos del corazón sístole y diástole.

  3.  A parte de bailaora, usted tiene una academia de baile. ¿Qué le gusta más bailar o enseñar?

Me gustan las dos cosas y creo que son complementarias. Cuando enseño, lo que transmito es mi manera de expresar el arte y una forma bella de trasladar lo que uno ha aprendido. Antes no había cultura del video y cada artista era único, cada uno tenía su esencia.

4.  Y para bailar, ¿Qué prefiere para bailar un tablao o un escenario?

He recorrido escenarios tan maravillosos que no sabría que decirte. He sido la única bailaora que he actuado en la Sorbona de París, he actuado en Sicilia en un templo romano a la luz de la luna, he bailado en un teatro griego con el Ballet Nacional.  He actuado en el Teatro Real, en Roma en el Circo Romano y, por supuesto, en el templo del flamenco, el Corral de la Morería. Son sitios que realmente me han emocionado y que me han puesto la piel de gallina.

 

DSC07041

  5. ¿Con cuál  de todos estos escenarios se quedaría?

Me quedo con la actuación de Grecia representando Los tarantos.  Viendo el mar y la luna, en un escenario de piedras milenarias con una acústica impresionante.  Sentí una emoción que no se puede describir con palabras, estaba bailando y llorando de la emoción que sentía en ese momento.

 

   6. ¿Cuáles son las diferencias entre ver flamenco en un tablao y verlo en un teatro?

En el teatro no se expresa igual. En el tablao tienes que hacer más arte, la simplicidad del tablao engrandece al artista, está el sólo con los músicos y el público.  En el escenario hay otros elementos que como luces, efectos, y decoración que complementan al artista.

 

   7. ¿Qué tiene el Corral de la Morería que no tienen el resto de tablaos?

Es el templo del flamenco,  tanto propios como extraños han bailado y han venido a ver flamenco. Ha bailado desde Pastora Imperio, contratada por El Corral  a Nuréyev en uno de sus viajes a Madrid. Este escenario ha visto a todos los personajes importantes de la historia del flamenco.

 

   8. ¿Y qué anécdotas y personajes famosos han pasado por El Corral?

Por aquí ha pasado y sigue pasando muchísima gente conocida. Dalí por ejemplo tenía una mesa especial para él, y Alberti otra que la eligió por el juego de sombras  que hacían las figuras en la pared. Aquí fue donde se conocieron el Sha de Persia y Farah diva, que estaba de viaje y pidió a mi marido que le presentara al Sha, un año después estaban casados. Estas paredes han visto a personalidades de todo el mundo.

DSC07055

 

    9.  En todos estos viajes le habrán ocurrido multitud de anécdotas, cuéntenos alguna que recuerde con especial cariño.

Una vez bailé en la India en los jardines del palacio de un príncipe, y cuando me tocaba bailar por alegrías no encontraba mis zapatos. Estuve buscándolos como loca  y al final tuve que salir con unos zapatos que no tenía nada que ver con el vestido que llevaba ni con la canción. Cuando terminó el espectáculo entró en el camerino una niña de unos cuatro o cinco años con mis zapatos puestos. Era la hija del  príncipe, se había puesto mis zapatos y entró bailando con ellos, yo ya la abracé enseguida me pareció súper tierna, sin maldad alguna.

   

 

10. Y que personaje de todos los que habrá conocido aquí y en sus viajes, ha sido el que más le ha marcado.

El Dalai Lama. Tiene una mirada que no importa que no entiendas lo que está diciendo, con sus ojos lo dice todo. Le pregunté sobre la gran incógnita de qué hay detrás de la muerte y me dijo que la vida no se acaba que está en constante transformación, fue una experiencia muy especial para mí.

11. En España, se tiene la idea de que los tablaos son para turistas ¿Es cierto?

Para empezar el turista la mayoría de las veces es una persona que viaja buscando cultura y por tanto no se puede decir como algo despectivo. Esta idea que relaciona los tablaos con el flamenco surge cuando en los hoteles de la costa se empiezan a realizar espectáculos y se comienza a ver como algo turístico. Pero el flamenco ha enganchado a la sociedad en general y se celebran grandes festivales por todo el mundo, es normal que cuando la gente venga a España, cuna del flamenco, quieran ver espectáculos buenos y auténticos.

12. Hace falta en España mayor cultura del flamenco para que la gente comprenda este baile

Siempre se han valorado más las culturas de fuera, el ballet, la ópera…  En cambio el flamenco nace por su propia energía para expresar emociones de dentro hacia fuera y por eso se ha menospreciado muchas veces. Cuando alguien va a ver flamenco con la mente abierta como un niño pequeños y se topa con algo que le abre el alma, con una voz que sale del corazón, cuando la gente de verdad deja que el flamenco le entre ya le ha ganado y no hacen falta libros ni formación. Esto es hermoso y es la esencia de este arte.

DSC07008

 

   13. Como usted dice hay festivales de flamenco por todo el mundo, esto está influenciado al flamenco puro, o el flamenco es un arte totalmente formado y definido.

Nunca algo vivo está completamente formado, la mente humana siempre seguirá creando. Hemos tenido embajadores en el flamenco desde hace años y no se les ha dado la importancia que se merecía. El flamenco tiene influencia de otras culturas y por supuesto está influenciando a otras culturas.

   14. Ha recibido multitud de premios a lo largo de su trayectoria profesional ¿Echa alguno en falta?

El del trabajo, lo llevo haciendo desde los doce años a nivel profesional, tengo 65, creo que esa medalla me la merezco. Aunque he ganado premios magníficos como el Premio Santo Tomás de Aquino, por todo lo que he aportado en investigación propia, por mi manera de ver el flamenco de manera antropológica, sin libros.

   15.  Y para terminar. En los próximos días se celebra El V Festival de Flamenco Corral de la Morería, y Las Noches Brujas.¿Qué significan para usted?

Son el resultado de un año de trabajo de todo el equipo del Corral de la Morería, es un periodo especial en el que aparte de las actuaciones diarias vamos a traer a gente puntera en el mundo del flamenco. Vienen grandes artistas de toda España a los que tengo un mucho cariño, esta es la V edición y esperamos que haya muchas más.

 

Entrevista realizada por Lara Pérez Segura

Fotos: Paco  Manzano y Pedro Martínez

“Dos Llaves de Oro” Artículo de Pérez Reverte

domingo, 24 de febrero de 2002

Dos llaves de oro

Tengo una insignia de solapa con dos llaves doradas. Me la dio el otro día José Cándido Remujo, conserje del hotel Colón de Sevilla, que es allí mi hotel de toda la vida, o casi, desde que hace diez años pasé cierto tiempo pateándome la ciudad para una novela. José Cándido pertenece a esa clase especial que da categoría a los grandes establecimientos hoteleros. Quería agradecerme así, dijo, el homenaje que en El club Dumas dediqué a su oficio en el personaje del conserje Grüber. Y fíjense. Aunque nunca uso insignias -ni siquiera una con dos floretes de oro que me regaló un querido amigo-, agradecí el detalle. Desde hace treinta años, cuando empezaba a ganarme la vida, aspiré siempre a gozar de la benevolencia de esos individuos serios, vestidos de oscuro, imponentes con sus llaves cruzadas en las solapas, que entonces enarcaban una ceja cuando me veían entrar con los tejanos, la camisa descolorida y la mochila al hombro. Después, el trabajo y la vida me convirtieron en cliente habitual. Pasé mucho tiempo tratándolos, observando su forma de trabajar, su actitud al recibir propinas, su modo de dar las llaves o de solucionar un problema. Hice así mi composición de personajes, extraje conclusiones, aprendí a conocerlos. A conseguir su eficacia, su favor. A veces, su amistad.

Sólo quien vive mucho en hoteles sabe hasta qué punto recepcionistas, telefonistas, porteros, camareros y conserjes pueden hacer grata la vida, o fastidiarla. Pero eso no se improvisa. Hacer de la atención al cliente un trabajo honorable, aceptar su dinero y no perder la dignidad sino todo lo contrario, establecer la sutil distancia entre servilismo y profesionalidad, sólo está al alcance de unos pocos. De gente con casta y maneras. Y eso también se estudia, se aprende, se practica. También ahí existen viejos maestros de pelo blanco que se jubilan dejando como sucesores a jóvenes discípulos. Y, en el escalón más exclusivo de ese mundo especial, los conserjes de los grandes hoteles internacionales son raza aparte. La élite. Observar, entre otros, a José Castex en el Ritz de Madrid, a Maurizio en el Danieli de Venecia, a Philippe en el Crillón de París, a José Cándido en el Colón de Sevilla, verlos orientar a los clientes, resolver problemas, telefonear para una reserva de mesa, aceptar una propina espléndida o miserable con la misma amable indiferencia, es una lección de tacto, eficacia y maneras. Pero también eso termina, me comentaban la otra tarde en el mostrador del Colón, cuando lo de la insignia, José Cándido y un par de compañeros, recepcionistas veteranos. Hasta hay grandes hoteles de toda la vida, apuntaban escandalizados, que ahora quitan las llaves de las solapas a los conserjes, como si las llavecitas fuesen un hierro infamante en vez de un signo de tradición, de confianza y de clase. Y el personal de hostelería se improvisa ya de cualquier modo, y los profesionales de los sitios legendarios se jubilan y a veces los sustituye cualquier zascandil que -como algunos clientes- confunde la dignidad con la mala leche y la cortesía con el compadreo. Así, lo mismo valemos todos para un cocido que para un zurcido. Y los hoteles, incluso los mejores, dejan de ser lo que eran.

Me miraban los tres, dignos y serios. Melancólicos. A lo mejor, respondí mientras daba vueltas entre los dedos a la insignia, sí quedan algunas cosas. Satisfacciones reservadas para quienes conocen las reglas no escritas, clientes que todavía saben apreciar matices, guiños a los viejos tiempos. Recompensas especiales, si uno sabe advertirlas: la leve sonrisa cuando uno de ustedes dobla el billete de la propina y se lo mete en el bolsillo agradeciéndolo de veras, el gesto al entregar la llave o hacer éste o aquel servicio, el detalle no exigido por el reglamento, la mirada de inteligencia cómplice cuando a tu lado, en el mostrador, un animal de bellota, cuya única autoridad es tener dinero, ser famoso de papel couché o manejar tarjetas de crédito ajenas, exige esto o lo otro, grosero y prepotente. Y a veces, como privilegio especial, alguno de ustedes se quita la máscara impasible para regalarte una insignia, o una conversación amistosa, recogida y discreta: momentos, experiencias. Sus recuerdos. El día en que siendo mozo de equipajes llevó las maletas de Marlene Dietrich. La borrachera de Orson Welles. La bronca de Onassis y la Callas. Manolete vestido de luces. El champaña de Coco Chanel. Ava Gardner rumbo a su habitación, de madrugada, los pies descalzos sobre la moqueta….

Eso dije, más o menos. Y cuando llegué a lo de Ava Gardner, aquellos tres hombres graves, vestidos de oscuro, se miraban y sonreían. Ava Gardner, suspiró uno, el de más edad. Guapísima. Si yo le contara. Entonces nos acercamos un poquito más unos a otros, allí, en el rincón del mostrador. Y él nos empezó a contar.

24 de febrero de 2002perez-reverte

El Rincón de Esteban: la tradición que permanece

La Restauración está de moda y, en estos días de “estrellas Michelín”, de la cocina de autor, de la innovación y de tanta deconstrucción, nitrógeno, gelificantes y espesantes, humos y aires, trampantojo, alginatos, sopletes y Paco jet, gastronomía molecular y un largo etcétera de nombres y apellidos de la culinaria moderna, afortunadamente, siguen estando presentes los Grandes Restauradores, los tradicionales, los que todavía ofrecen la “cuchara”, los platos de temporada, los que reciben en sus espacios para disfrutar de una cocina sencilla pero llena de sabores, texturas y aromas que nos recuerdan los fogones de las madres y abuelas.

Pero esto no sería suficiente sin la hospitalidad y el calor de los que reciben y hacen de la estancia y la comida un recuerdo permanente que anima a volver en la primera oportunidad que surge.

En la calle Santa Catalina nº 12 de Madrid, al lado del Congreso de los Diputados, se encuentra el restaurante “El Rincón de Esteban” que dirige su propietario Esteban González Moreno, personaje entrañable, profesional de grandes hechuras, de trayectoria hecha a base de esfuerzo que recibe, atiende, sonríe, abraza y habla lo suficiente para que el comensal sienta el calor del que sabe, conoce y practica el buen hacer de una Hostelería de presente y futuro que representa a los miles de establecimientos que se encuentran repartidos por la geografía nacional. Son todos aquellos, como El Rincón de Esteban, que su verdadera “michelín” se la otorgan cada día sus fieles clientes.

Jesús Felipe Gallego y Esteban González Moreno


Y, a Esteban González Moreno, le acompañan en su quehacer diario un grupo de profesionales que forman parte de la “orquesta” que dirige con sabiduría y estilo este Restaurador ejemplar, abulense de origen y madrileño de toda la vida.

BIENVENIDOS

Bienvenidos a esta nueva sección, quizás será las más personal, puesto que la dedicaremos a las entrevistas y reportajes dedicados a esos personajes del mundo del turismo, que son especiales e importantes para todos nosotros.

Esas personas que se han convertido en un referente para todos nosotros y donde nos hablaran de sus vidas, experiencias, anécdotas proyectos, etc…

Deseamos que os guste y que muy pronto sea una de las más visitadas.